La Iglesia ordena sacerdote y diácono a dos jóvenes yeclanos

Juan Pablo Palao y Jaime Palao ven así cumplido el sueño para el que se han estado formando

Suele decirse que es complicado encontrar jóvenes con vocación de dedicar su vida a la Iglesia pero Yecla es una excepción a esta creencia tan extendida. De hecho, en este mes de julio que ahora termina dos jóvenes veinteañeros yeclanos han pasado a formar parte de la Iglesia Católica. Juan Pablo Palao fue ordenado sacerdote en la Catedral de Murcia el pasado 18 de julio mientras que Jaime Palao fue nombrado diácono en el Monasterio de Los Jerónimos de la UCAM en Murcia el pasado sábado 25. Ambos destacan que “la fe es fuerte en Yecla” y consideran que en los próximos años más jóvenes de nuestra ciudad seguirán su camino al servicio de Dios.

Juan Pablo Palao tiene 25 años, es natural de Yecla y creció en el seno de una familia católica, siendo el menor de cuatro hermanos. Desde que era pequeño estuvo vinculado a su parroquia y a la comunidad de Hermanitas de los Ancianos Desamparados del Hogar Santa Teresa Jornet de Yecla, donde trabajaba su padre.
Juan Pablo comenzó a estudiar la carrera de Geografía y sintió que debía plantearse si Dios le estaba requiriendo algo más. “Me pregunté seriamente qué me estaba pidiendo el Señor y si debía entrar en el seminario y consagrarle mi vida, así que lo consulté con mi párroco que me recomendó acudir a los ejercicios espirituales para jóvenes del Seminario San Fulgencio”.

Al concluir esa convivencia vocacional, Juan Pablo tomó la decisión de entregar su vida a Dios y entrar en el seminario . Tras seis años de formación fue ordenado sacerdote junto a otros tres compañeros en la Catedral de Murcia el pasado 18 de julio “en un acto emocionante e íntimo. Acompañado de mi familia y siendo consciente de que acababa un camino e inicio otro que durará toda mi vida”. Su destino como vicario será la parroquia de San Francisco Javier-San Antón en la capital murciana, a partir del próximo mes de septiembre.

Por su parte, Jaime Palao, de 24 años se acercó al mundo de la Iglesia gracias a su abuela, que de pequeño le llevaba a misa. Después se alejó un poco pero cuando hizo la catequesis para la confirmación conoció el movimiento neocatecumenal. “Allí encontré mucha gente joven, como yo, gente de mi edad interesada en la Iglesia y aunque no tenía claro lo que quería hacer me decidí en 2º de Bachillerato. He contado con el apoyo de mi familia y amigos al cien por cien”.

Estos seis años en el seminario de San Fulgencio de Murcia se ha formado en Filosofía y Teología “pero también en otros aspectos, formación pastoral, espiritual y humana, que es tan importante como los otros conocimientos”. Jaime ha sido ordenado diácono en el Monasterio de Los Jerónimos de la UCAM “en una ceremonia intensa y preciosa en la que fuimos ordenados cinco compañeros” . Aún no conoce su destino. El joven destaca que “los diáconos son los ayudantes de los sacerdotes que se ocupan sobre todo de la parte de la caridad, de los pobres. Además de predicar la palabra del Señor”. Pronto será sacerdote. En un período de tiempo breve el obispo de Cartagena le comunicará su ordenación y se le asignará una parroquia de la diócesis. “Estoy muy feliz, siempre hay dudas pero hay que arriesgarse”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar