Conociendo el Centro para la Promoción de la Autonomía Personal de ADFY

Con servicios como fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional o neuropsicología

Para familiares de usuarios con daño cerebral existe un programa de respiro familiar

La Asociación de Personas con Discapacidad Física, Orgánica y Sensorial de Yecla, ADFY, quiere dar a conocer las magníficas instalaciones de las que dispone en Yecla, en el Centro de Promoción de la Autonomía Personal, ubicado en la calle Ercilla, y que está sirviendo a muchas personas con distintas discapacidades para mejorar su estado y además socializar con otras personas. Un centro, abierto hace tres años y acreditado por el Instituto Murciano de Acción Social, IMAS, y que ofrece servicios como atención social, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, neuropsicología y un importante programa de respiro familiar.

El presidente de ADFY, Juan Gil, señala que “está indicado para personas con dificultades de movilidad, en el habla o en el lenguaje, enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o esclerosis múltiple, o pacientes que estén recuperándose de un ictus o un traumatismo craneoencefálico.  Por su parte, la trabajadora social, María del Carmen Martínez, explica que “tenemos cinco trabajadores en el Centro, que funciona de forma privada pero tenemos un convenio de colaboración con el Ayuntamiento para atender a personas con daño cerebral”. Martínez añade que “este Centro de Promoción de la Autonomía Personal está dirigido a personas dependientes, es decir, el usuario debe tener reconocido su grado de dependencia. Nosotros en ADFY nos encargamos del trámite o bien también pueden hacer esta gestión en Servicios Sociales. Existe una prestación económica vinculada a nuestro servicio pero no es inmediata. Se cobra pasados unos meses. Pero nosotros siempre pedimos a los nuevos usuarios o familiares que se acerquen a vernos, porque podemos darles facilidades. Siempre es fundamental estar bien informado”.

RESPIRO FAMILIAR
Uno de los servicios que más interés tiene ADFY en promocionar es el programa de respiro familiar para usuarios afectados por daño cerebral. María del Carmen Martínez indica que “es un recurso de apoyo a las familias. Normalmente, la persona cuidadora deja de lado su vida personal y su ocio por atender a su familiar enfermo. Este recurso permite al cuidador disfrutar de su tiempo libre sabiendo que su ser querido está en las mejores manos, con profesionales de confianza”. El programa funciona de lunes a jueves, de tres a ocho de la tarde y los usuarios llevan a cabo actividades rehabilitadoras y lúdicas, como destreza manipulativa, logopedia, fisioterapia, sesiones individuales y de grupo. Además, existe un servicio de recogida a domicilio del usuario, en un taxi adaptado.
La auxiliar clínica, Pilar Martínez, señala que “nosotros atendemos a estas personas tanto física como cognitivamente y aportamos además nuestra comprensión, apoyo y cariño a unas personas a las que motivamos a trabajar para que mejoren su estado físico y psíquico. Este es un trabajo muy enriquecedor que nos aporta mucho”.

Otra de las trabajadoras del Centro de Promoción de la Autonomía Personal, Lidia Rubio, logopeda, señala que “vemos el avance de los usuarios y eso nos reconforta. Con nosotros, en ADFY, estas personas se sienten muy arropadas y tienen una guía para seguir progresando, tanto aquí en el centro como en casa”.  Finalmente, la fisioterapeuta, Natalia Carrión, indica que “hay mucha más gente en Yecla que podría venir. Tenemos unas instalaciones magníficas y que aquí es fácil que logren dar más potencia a su musculatura, trabajar el equilibrio… Son pequeñas cosas que sirven para mucho”, señala.

Los usuarios y sus cuidadores: “Aquí todos formamos una gran familia”

Usuarios del Centro de Promoción de la Autonomía Personal de ADFY como David Pascual, indican que “todas las personas que venimos aquí, que tenemos unas limitaciones, encontramos apoyo y un trato muy profesional. Además, hemos formado una familia porque venir aquí además de para mejorar nuestra salud nos sirve para hacer vida social”. Por su parte, María Ferri, que tiene a su marido dentro del programa de respiro familiar, indica que “gracias a este servicio puedo hacer cosas en casa, descansar, o quedar a tomar café con una amiga, sabiendo además que mi marido está en el mejor lugar y desempeñando actividades que le ayudan mucho en su día a día. Todas las chicas son estupendas y que él esté aquí ha sido clave para que yo, que estoy enferma con un linfoma, pueda ir a Murcia a recibir mis sesiones o a ver al oncólogo. Pero además, él ha mejorado mucho”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar