spot_img
lunes, 24 junio, 2024
19.2 C
Yecla
spot_img
spot_img

Testigos yeclanos de los atentados del 13-N en París

>Dos jóvenes residentes en la capital francesa narran a SIETE DIAS los hechos que nunca olvidarán >Ismael Sánchez y María Ruiz estaban a sólo unos metros de Le Petit Cambodge y Le Carrillon

A tan solo unos metros del horror. Dos jóvenes yeclanos, María Ruiz e Ismael Sánchez, vivieron de cerca los atentados perpetrados por terroristas yihadistas el pasado viernes, 13 de noviembre, en París y que han conmocionado a la comunidad internacional. Ambos relatan la dura experiencia para SIETE DIAS YECLA, que, por supuesto dejará una huella imborrable en sus vidas.

TESTIGO DIRECTO
María Ruiz lleva casi un año trabajando en la capital francesa y estaba cenando con unas amigas en el restaurante Le Cambodge, muy cerca de Le Petit Cambodge y Le Carrillon, dos de los escenarios de la masacre. “Acabábamos de llegar a la terraza, ni siquiera habíamos pedido y oímos los disparos. Pensábamos que eran fuegos artificiales. La primera ráfaga duro unos 30 segundos, paró y volvió a empezar. Comenzamos a mirarnos unos a los otros y un hombre se levantó para ver que pasaba. En ese momento empezó a doblar la esquina un grupo de gente corriendo y gritando. Volvimos a oír disparos. Nos levantamos de la terraza y nos ocultamos en el restaurante. Lo dueños bajaron la persiana metálica y estuvimos allí unos 10 minutos. Después ya no se escuchaba nada y la gente empezó a salir, me reuní con mis amigas, que habían salido corriendo al restaurante de al lado, y decidimos que lo mejor era irnos. Andamos hasta la Republique y cogimos el metro hacia mi casa porque era la más cercana. La plaza estaba igual que siempre, incluso había gente sentada en la orilla del Canal de Saint Martin. Cuando llegamos supimos que el mismo grupo de terroristas fue desde Le Petit Cambodge hasta La Belle Equipe, en la Rue Charonne, al lado de mi casa, y mientras nosotras íbamos en metro mataron a 18 personas. Entonces fuimos conscientes de que no era algo aislado. Intenté contactar con amigos para avisarles. Unos minutos después se produjo la matanza en Bataclan”.

AMARGA EXPERIENCIA
Por su parte, Ismael Sánchez, otro joven yeclano que llegó a París, ciudad en la que trabaja, hace tan sólo un mes estaba “dando una vuelta a cinco minutos de los dos primeros restaurantes que fueron asaltados. En cuestión de momentos por las calles solo pasaban ambulancias, bomberos, policías, y gente corriendo asustada. A medida que transcurrían los minutos nos íbamos enterando de que habían más lugares atacados por lo que nos sentimos intranquilos intentando pensar en un lugar seguro al que dirigirnos para reguardarnos. Sólo intentábamos encontrar la manera de llegar a casa, o simplemente alejarnos del centro, pero era verdaderamente difícil ya que no circulaban autobuses, ni taxis, el metro estuvo parado y las líneas telefónicas no funcionaban. Cuando conseguimos llegar a casa pusimos las noticias y ahí fue cuando verdaderamente nos dimos cuenta de todo lo que había pasado”.
Ismael explica que “son días de mucha inquietud e intranquilidad en la ciudad, se nota un malestar general, inseguridad y desconfianza en todo momento pero me ha impresionado el apoyo por parte de todos los países y el espíritu luchador de los franceses queriendo demostrar que pase lo que pase ellos seguirán adelante y podrán superar todo lo sucedido”.
La Corporación guardó un minuto de silencio el pasado domingo 15 de noviembre a las puertas del Ayuntamiento de Yecla en señal de duelo y repulsa y a iniciativa de la Federación Española de Municipios.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos