spot_img
sábado, 18 mayo, 2024
13.6 C
Yecla
spot_img
spot_img

«Mi truco es llevar siempre conmigo una libreta y algo para escribir y dibujar»

Antonio Azorín Molina – Pintor e ilustrador yeclano

Entrevista cedida para SIETE DIAS YECLA por José luis Martínez, publicada en alicanteactualidad.com

• ¿Contento con tu elección de querer ser artista?
Es una buena pregunta. Lo cierto es que es inevitable pensar que si hubiera elegido dedicarme a otra cosa sería todo más fácil, aunque siempre buscara momentos para expresarme paralelamente. El problema es que para mí es algo necesario y no existe otra ocupación que pueda llenarme, es una cuestión muy personal y de momento he elegido seguir adelante.
Sé que el camino es complejo, pero no imposible, y estoy decidido a seguir con el mantra en mi cabeza de que "el único secreto es trabajar y trabajar". Eso sí, es una decisión que requiere compromiso, disciplina y una firme determinación. ¡Vértigo!.

• ¿A quien quieres más, a la pintura o a la ilustración?
Difícil decisión. Creo que me gustaría casarme con las dos, y las querría por igual.
Con la segunda se pueden dar situaciones muy interesantes. Al introducir el elemento escrito, la maquetación etc., entran en juego otros autores con los que amalgamar un trabajo, y ese reto de comunicación me gusta. Sin querer nos hacemos demasiado individualistas, y formar un equipo también es muy gratificante si das con las personas adecuadas. El formato libro me parece algo casi mágico. Algo que se abre y se cierra como un pequeño oráculo para consultar de vez en cuando.
Con la primera hay un diálogo más directo. La obra pictórica está siempre desplegada, pero es cambiante, se carga de significados, se vacía, se transforma… A veces te ignora y a veces te habla, es otro tipo de intimidad no menos especial.

• La ilustración ¿no tiene quien le escriba?
Claro que sí. Una imagen puede dar lugar a ríos de tinta.
Cuando éramos pequeños, mis primos y yo inventábamos juegos de azar de tipo cadáver exquisito sin saberlo. Entre otros estaban cuento -dibujo y palabra-dibujo.
En cuento-dibujo uno escribía el comienzo de una historia, aunque también se podía empezar directamente con un dibujo. A partir de ahí el otro continuaba con un texto o con una imagen, según lo que llegara. Sólo podías ver lo último que había escrito o dibujado, de manera que el resultado final era una historia completamente surrealista, era muy divertido. Palabra-dibujo era similar, pero más sintético. También tenía mucho encanto, era como una especie de teléfono roto conceptual. Todavía seguimos jugando.
También he hecho alguna exposición a nivel informal con amigos que escriben. Textos ilustrados e ilustraciones ¿textuadas? Al final era difícil saber si era una u otra cosa.
Se me ocurre una idea, estaría bien hacer una publicación entre dos o varias personas, una especie de libro de relatos cortos ilustrados. En la mitad del libro los relatos partirían de las ilustraciones y en la otra mitad al contrario.

• ¿Cómo es tu cotidianidad?
Mi cotidianidad es casera, estoy casi siempre en pijama o con la ropa de trabajo, dibujando, pintando, documentándome o planeando nuevos proyectos.
Creo que el hecho de que me dedique al arte no implica que tenga que ir en todo momento a la deriva o esperando a que venga la inspiración. Para mí el trabajo creativo es como cualquier otro, y considero que hay que tener un horario; está claro que unos días cunden más que otros, pero me imagino que le ocurrirá lo mismo a todo hijo de vecino. En realidad creo que me pone nervioso perder el tiempo (aunque sea inevitable), y por eso me he vuelto inexplicablemente metódico.
También salgo a veces al exterior, por supuesto, y tengo una buena vida social. Me fascinan las personas de las que me rodeo y me alimento cual vampiro de los momentos que comparto con ellas.
Un truco: siempre llevo una libreta a mano y algo para escribir-dibujar; a ser posible escojo un papel que no sea muy bueno, así me resulta más fácil empezar sin miedo a hacer cualquier tontería.
Todo momento es bueno para tomar nota de alguna anécdota, frase o imagen, y las musas pueden aparecer en cualquier lugar. Es aquí donde nacen casi todas las creaciones.

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA DE ESTE JUEVES 19 DE SEPTIEMBRE, EN TODAS LAS LIBRERÍAS Y GASOLINERAS DE YECLA

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos